¿Por qué la piel agradece el agua?
El agua es vital para la piel, para su brillo, flexibilidad, elasticidad. Una buena hidratación frena también el envejecimiento cutáneo.

¿Qué pasa si le falta agua a la piel?

Cuando la barrera protectora de la piel pierde su eficacia, aumenta la pérdida de agua y se impone la deshidratación: la piel tira, áspera y apagada. A veces, incluso, se descama. Aparecen las primeras arrugas por deshidratación, visibles a simple vista. Y sobre una piel deshidratada, las arrugas se dibujan más fácilmente.

¿Mi piel grasa también se ve amenazada?

Todas las pieles pueden  deshidratarse, y determinadas agresiones: sol, viento, aire acondicionado, aceleran el proceso.

En invierno es cuando mi piel está más deshidratada. ¿Por qué?

En invierno, la piel tiende a deshidratarse porque intervienen los bruscos cambios de temperatura al salir al exterior desde un interior. Y también el agua con cal…

¿Bebemos suficiente cantidad de agua?

Es fundamental beber regularmente cantidades suficientes (1,5 litros al día). Porque aunque la piel no la aprovecha directamente, necesita esta hidratación que se lleva a cabo desde el interior.

¡¡¡Bebamos de manera útil, y cambiemos nuestros gustos!!!

¿Hay que cambiar a menudo el tipo de líquido?

Los nutricionistas recomiendan variar los líquidos, para conseguir un aporte de minerales y oligoelementos más completo.

¿Qué podemos beber?

Atrévase, beba y abuse del té verde. Aporta numerosos antioxidantes útiles para la belleza de la epidermis y del organismo. Además, ayuda a eliminar el exceso de grasa acumulado durante las fiestas.

Ahora bien, beber suficiente es una condición necesaria, pero no suficiente.

¿Pero por qué?

La barrera cutánea frena la deshidratación. Si se vuelve frágil, la pérdida insensible de agua será más fuerte que en el caso de una piel protegida con normalidad.

De ahí el interés de proteger esa película gracias a los productos Anny Rey.

EL ROSTRO

1/ Antes de la mascarilla, todas las pieles necesitan una exfoliación delicada (incluso en el caso de una piel deshidratada), 2 veces al mes. Efectivamente, una de las características de la epidermis seca es una regeneración celular anárquica, que provoca una acumulación de piel muerta y una exfoliación natural irregular. Y también, simplemente, porque hidratar todos los días las células muertas no sirve para nada. Se elegirán por lo tanto tratamientos muy suaves y ricos en principios activos nutritivos, como el exfoliador Gommage Lumière Anny Rey.
3/ Aplicar seguidamente de manera  generosa por la mañana y por la noche cremas sobre el rostro y el escote (o cualquier otra zona que muestre señales de deshidratación).

EL CUERPO

Recuerde también exfoliar su cuerpo con el Gommage Argance y preservar la piel con el Gel Douche Argance muy suave. Una piel extremadamente deshidratada a nivel del cuerpo puede causar unos picores insoportables.

Consejo de profesional:

Sin moderación, envuélvase en un velo de aceite HUILE VOLUPTUEUSE. Aceite seco de acción múltiple para el cuerpo que alimenta, suaviza y satina la piel. Gracias a una fórmula de alto rendimiento compuesta por 5 aceites vegetales y vitamina E, nutre intensamente la epidermis. Su fragancia cautivadora envuelve la piel con una suavidad increíble. La piel vuelve a ser flexible, lisa, sublime.

Piense también en nuestro mágico «BAUME DES MERVEILLES», que protege, nutre, repara y hace que la piel se muestre sublime. Con una textura flexible y untuosa, este bálsamo multifuncional a base de cera de carnauba y cera de abeja tiene propiedades muy nutritivas. Un tratamiento imprescindible que tiene mil y una virtudes.