Bajo el sol de Anny Rey: ¡Todo lo que hay que saber para disfrutar del verano!

Deslice su cuerpo bien perfilado en su itsy bikini, optimice su estrategia inteligente para broncearse al sol comprando el tratamiento más reciente que protege su piel, y consiga que su cabello sea aún más rubio y luminoso, evitando los efectos alteradores del sol… Para gozar del placer de exhibir una tez matificada que complemente su silueta fresca y tonificada, el verano se ve sometido cada vez más a las«story beauty“ que inundan las pantallas y las revistas femeninas.

En Anny Rey, triunfan los consejos de belleza de los editorialistas de moda y cosméticos, y las fotos de las vacaciones de famosos en los paraísos turísticos de moda más actuales: ¡tendencias glamour para lucir bonitas piernas!

Frente a las recomendaciones desmoralizadoras, siempre resultará preferible poder dejarse llevar y disfrutar de los verdaderos placeres de la vida. Sinónimos de ligereza ante todo, las vacaciones son también la oportunidad para acabar con la búsqueda de la perfección y volver a conectar con una misma. Nada más legítimo que tumbarse relajadamente al sol en la playa, o junto a la piscina en un crucero, o con los pies al aire, en chanclas brasileiras, en la terraza de un café.

¡Porque sentirse bella y a gusto con su traje de baño requiere sobre todo sentirse bien por dentro, escuchar los múltiples estímulos que surgen a nuestro alrededor, satisfacer los deseos momentáneos del cuerpo y las ganas de vivir el momento veraniego presente!

Respira y siente la suavidad de la arena bajo tus pies, escucha el soplo ligero del viento a la sombre de un árbol en tu casa rural, aprecia el aroma de la carne sobre las brasas de la  barbacoa y saliva ante la frescura de tu cóctel exótico al borde de la piscina…

¡No lo dude, infrinja las seudo prohibiciones, empezando con una buena dosis de dulces! Por cierto, en lo que se refiere a los helados, ¿prefiere el sorbete o el helado cremoso? ¿Prefiere la frescura de un sabor a cítrico mejor que la untuosidad láctea de las recetas italianas?

Como los helados que se funden en el paladar bajo un sol ardiente, los cosméticos ofrecen a la piel una plétora de placeres sensoriales. Fundentes a ratos, recubridoras o muy ligeras, las cremas Anny Rey envuelven el cuerpo e iluminan la mirada con sus texturas y sus aromas singulares y valiosos…

Sucumba a la sensualidad del tratamiento Liftfocus que desliza sobre la piel con efecto sedoso, deja actuar el efecto sublimador y satinado del Sérum O2Line, o mime su rostro con el perfume delicado de la crema Princesse de Jour, tan flexible como ligera.

Luego, deje que el sol acaricie su piel con el tratamiento solar SPF50 Alta Protección a base de extractos de higo chumbo.

Y si un chapuzón en el mar hace palpitar su cuerpo, cúbralo con la textura fundente de Camazuleno, un elixir de belleza que deja una agradable sensación de frescura sobre la piel. Después de la playa, no olvide calmar su epidermis con el Bálsamo de Mónaco, un tratamiento calmante con aceites esenciales para disfrutar de un momento de placer siempre renovado…

Con tantos secretos para cultivar el aura a flor de piel, no se puede evitar pensar ya en las próximas vacaciones, ¿verdad?

40° a la sombra: hace bueno, hace calor… Así que si está convencida de que los placeres «Pretty » de Anny Rey valen más que cualquier razonamiento, devore la vida a grandes bocados, y sobre todo no olvide gritar: ¡viva el verano !